Definición

La energía geotérmica es la energía alternativa más eficiente. Se trata de una energía limpia y renovable que aprovecha el calor del subsuelo para climatizar de forma ecológica.

Presenta importantes ventajas respecto a otros sistemas de climatización renovables, ya que es uno de los pocos sistemas que permite obtener refrigeración, calefacción y agua cliente sanitaria con la misma instalación.

Se puede utilizar tanto en grandes instalaciones como en viviendas unifamiliares. Una instalación geotérmica permite ahorrar hasta un 70% en la factura energética y permite reducir las emisiones de CO2.

La geotermia se utiliza en numerosos países del centro de Europa desde hace más de 40 años como principal fuente de energía. En España su implantación está siendo más lenta pero hoy en día existen numerosos edificios que ya cuentan con esta forma de energía.

La normativa vigente en materia de edificación está potenciando el uso de la geotermia. El Plan de Energías Renovables (PANER) 2011-2020 compromete a España cubrir el 20% de la energía consumida a partir de fuentes renovables y el Código Técnico de la Edificación en España indica que todos los edificios de nueva construcción y rehabilitación están obligados a cubrir parte de sus demandas de agua caliente sanitaria a partir de energías renovables, como es la energía geotérmica.

Aplicaciones

La energía geotérmica se puede usar tanto en edificaciones con grandes requerimientos energéticos, como hospitales, edificios de oficinas, bloques de viviendas, hoteles, etc…, así como para construcciones con menos consumo de energía, como pueden ser las viviendas unifamiliares, casas de campo y chalets. Asimismo, la geotermia se puede implantar incluso en edificios ya construidos.

La energía geotérmica presenta múltiples aplicaciones:

  • Calefacción en viviendas, edificios, naves industriales, etc.
  • Refrigeración
  • Producción de Agua Caliente Sanitaria (ACS)
  • Climatización de Piscinas
Cerrar menú